Este 10 de abril se conmemora el aniversario luctuoso de Emiliano Zapata.

posted in: Boletin | 0

Nacido el 8 de agosto de 1879 en Anenecuilco, Morelos, Emiliano Zapata, hijo de campesinos, fue impulsor de luchas sociales y defensor de la propiedad comunal de tierras, así como de la justicia social, la libertad y la igualdad.

A la edad de nueve años, presenció un despojo de tierras a campesinos por parte de hacendados de la zona.

Veintiún años después, se convirtió en dirigente agrario de Morelos; analizó documentos que acreditaban los derechos de propiedad de los pueblos sobre sus tierras, los cuales habían sido negados por las Leyes de Reforma; y participó en reuniones en Villa de Ayala, que luego se convertirían en el plan de Ayala.

En 1910, se incorporó a las fuerzas maderistas atraído por las propuestas agrarias del Plan de San Luis, como General en Jefe del Ejército Libertador del Sur y Centro; pero una vez que el movimiento triunfó la devolución de tierra no se cristalizó.

El 28 de noviembre de 1911 el llamado “Caudillo del Sur” proclamó el Plan de Ayala, con el que desconoció el gobierno del presidente Francisco I. Madero y estableció seguir la lucha por reivindicar los derechos de los campesinos.

Murió en una celada organizada por el general Jesús Guajardo en la hacienda de Chinameca, en los alrededores de Cuautla, Morelos.
Con su lema “Reforma, Libertad, Justicia y Ley”, proclamó y firmó instrucciones y decretos.
Hoy se recuerda su legado.